domingo, 15 de diciembre de 2013

Reseña: Rompiendo las normas - Katie McGarry

¡Holaaaaaaa! Os traigo hoy la reseña de un libro que ya habéis leído muchos de vosotros, Rompiendo las normas.

     
Autor: Katie McGarry
Título: Rompiendo las normas
Editorial: Harlequin Iberica
Nº de páginas: 430
Precio: 15,90€




ME DICEN QUE SEA UNA BUENA CHICA, QUE SAQUE BUENAS NOTAS, QUE SEA POPULAR… NO SABEN NADA SOBRE MÍ.
No recuerdo la noche que cambió mi vida. La noche en que pasé de ser popular a ser un bicho raro y marginado. Y mi familia está decidida a que siga así. Decían que la terapia me ayudaría. No se esperaban a Noah. Noah es el tipo de chico sobre el que me advertían mis padres. Pero es el único que me escucha. El único dispuesto a ayudarme a averiguar la verdad. Sé que cada beso, cada promesa y cada caricia son algo prohibido. PERO ¿Y SI ENCONTRAR TU DESTINO SIGNIFICA ROMPER TODAS LAS NORMAS?
Una novela valiente y poderosa sobre la pérdida, el cambio y la madurez pero, sobre todo, acerca del amor.



Todo empieza cuando nuestra protagonista,  Echo (sí, también es la primera vez que escucho ese nombre) acude a hablar con la señorita Collins, la nueva trabajadora social clínica de su instituto. Echo no ha tenido más que problemas desde la muerte de su hermano Aires (otro nombre de lo más “normal”), y por si fuera poco, no recuerda el día que le cambió la vida. El día que hizo que pasara de ser la chica más popular del instituto a un bicho raro. El día que la marcó para siempre, literalmente, pues tiene los brazos llenos de cicatrices. Y además, a todo eso hay que añadirle que su padre dejó a su madre por su niñera. La niñera está embarazada de su padre. Su madre es bipolar.
Qué triste, ¿verdad?

Pues todavía tenemos que hablar de Noah (no pensaríais que todos los nombres de los personajes iban a ser raros, ¿no?). Noah es el típico chico malo con chaqueta de cuero que trata a las mujeres como si fueran de usar y tirar. Sus padres murieron hace unos años y desde entonces ha ido de un hogar de acogida a otro, hasta llegar a donde vive ahora, un sótano no muy confortable con una sola cama para él y otro chico de acogida. ¿Creéis que aquí acaban las desgracias? Qué equivocados estáis. A Noah le separaron de sus hermanos pequeños y solo los puede ver una vez al mes. Lucha todo lo que puede y más para conseguir su custodia cuando cumpla la mayoría de edad. Y como si todo eso no fuera suficiente, pegó a su primer padre de acogida, por lo que le acusaron de mentalmente inestable. Por todo eso, como podréis imaginar, también debe ir a hablar con la señorita Collins.
Se acercó a mí más de lo que Luke se había acercado antes. Tanto que, si hubiera querido, podría haberme besado.
Echo quiere conseguir dinero para terminar de arreglar el coche que su hermano dejó a medias antes de irse. Noah quiere mejorar sus notas para tener más posibilidades de conseguir la custodia de sus hermanos.
La señorita Collins consigue que Echo le dé clases a Noah, para que así este mejore sus notas, y además le pague por cada clase, y así Echo conseguirá el dinero para arreglar el coche de Aires.
Los peores llantos no eran los que todos veían. Los peores llantos sucedían cuando tu alma lloraba y no había manera de consolarte, hicieras lo que hicieras. Un trozo de ti se marchitaba y surgía una cicatriz en la parte de tu alma que sobrevivía. para la gente como Echo o como yo, nuestras almas tenían más cicatrices que vida.
Aunque al principio no se soportan, algo va creciendo en su interior, unido a la necesidad que tienen ambos por llevar una vida normal. Echo con la ayuda de Noah intentará descubrir lo que pasó la noche que la cambió la vida, mientras que Noah con la ayuda de Echo intentará descubrir algo para poner a un tribunal en contra de los actuales padres de acogida de sus hermanos.
-La señorita Collins me convenció de que lo mejor sería mantener la distancia y seguir las reglas.
-Vaya, la señorita Collins es milagrosa. El peligroso Noah Hutchins siguiendo las normas. Si no tienes cuidado, arruinará tu reputación con las chicas.
-Eso no importa -respondí en voz baja-. Sólo me importa lo que piense de mí una chica.
Increíble es poco. Es un libro perfecto que te engancha desde el primer momento, lo que hace que se lea de un día para otro. Aunque el amor sea parte de él, no es el tema principal, pues es sólo un punto secundario. El libro gira en torno a los problemas de nuestros protagonistas, que aunque el de Echo es (bastante) predecible, el de Noah me dejó sin palabras, pues es lo último que me hubiera imaginado.  Si no lo habéis leído ya, de verdad, no sé a qué estáis esperando.





¿Vosotros lo habéis leído? ¿Pensáis leerlo? 





4 comentarios:

  1. Quizá me gustase pero de momento no me llama lo suficiente, aunque nunca se sabe!

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. me encantó este libro!! aunque las historias de los protagonistas me dieron un poquito de pena, el libro es genial!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi también *-* pues sí, pero a pesar de todo es un libro que me gusta mucho
      un beso!

      Eliminar

Muchísimas gracias por tu comentario! :)